LA “REINA” DEL AJEDREZ PARAGUAYO

Enseña en una universidad privada. Junto a su marido dirige la academia que fundaron. Afirma que el ajedrez la eligió. Su papá jugaba, aunque no fue quien le enseñó. Miguel, un hermano, era bastante inquieto en la escuela. Le recomendaron tomar clases de ajedrez. Esa tarea le asignaron al profesor cubano Ángel Hernández . A “Gaby” le parecía aburrido y no se involucró.

Miguel la invitó un día para una partida cuando todavía no manejaba el juego. Fue víctima un jaque mate básico en cuatro movimientos y eso le pichó. A partir de entonces, se motivó y también se anotó para las clases. Fue el inicio de una brillante como desafiante carrera.

Gabriela Vargas (31) escribió la historia más grande del ajedrez paraguayo y va por más. Una multicampeona, que recientemente se consagró como la mejor del torneo Zonal 2.5 en Uruguay con un puntaje de 6.5 (seis victorias, dos empates y una derrota en nueve rondas). Así logró la clasificación al Mundial de Rusia 2019, que se realiza en setiembre próximo, además obtuvo el título de Maestra Internacional (WIM), otro hito nunca antes alcanzado por una paraguaya.

“Sigo sin creer. Sinceramente no estaba en los planes clasificar a un mundial. Desde agosto no estaba compitiendo por la salud de mi mamá. Siento muchas cosas. Por un lado, feliz de haber alcanzado algo histórico para el ajedrez paraguayo. Por cumplir también uno de mis sueños, que es el título de WIM y la posibilidad de disputar una Copa del Mundo. Por otro lado, triste de no poder compartirlo con mi mamá”, confiesa “Gaby”.

En la última ronda, Gabriela enfrentaba a la argentina Maisa Nejanky. La cubana Jennifer Pérez, quien juega por Paraguay, venció a Marisa Zuriel de Argentina. Gabriela seguía jugando y un empate le bastaba para consagrarse campeona. Luego de cinco horas de partida, y ante un ofrecimiento de empate de su rival, ganó el torneo.

“Al terminar mi partida estaba muy nerviosa. Ni me di cuenta que gané el torneo. Me levanté y mi marido vino a abrazarme. Le pregunté si gané y me dijo ¡claro que si! En ese instante comencé a llorar porque recordé a mi mamá. Minutos después, vinieron las felicitaciones de los jugadores y mensajes por Whatsapp. Llamé a mi papá y no me atendió. Después, me llamó y lloramos juntos. No salían las palabras. Este campeonato me tocó en un momento muy especial de mi vida, que nunca lo olvidaré”, relató.

“Va dedicado a mi mamá. Me apoyó cuando comencé a jugar hasta ser profesional. Si bien me acompañaba pocas veces por su profesión de médica, siempre sentí su apoyo en los torneos. Y a mi papá, quien desde que comencé a jugar, a los 14 años, me acompañó en casi todas las competencias nacionales como internacionales. Sin ellos, no estaría aquí”, agradeció.

El Mundial Femenino de Rusia será del 2 de setiembre al 4 de octubre en Khanty Mansiysk. Con tal motivo, ya se reunió con autoridades de la Secretaría Nacional de Deportes (SND) y del Comité Olímpico Paraguayo (COP). Le expresaron su apoyo, igual que La Federación Paraguaya de Ajedrez, que también mostró predisposición para hacer lo posible y garantizar su presencia en el certamen.

Un sinfín de beneficios

Gabriela Vargas nos describe las múltiples bondades del ajedrez. Dice que están comprobados los beneficios que su práctica aporta en la etapa escolar si el inicio se da desde temprano, ya que se puede aprender desde los 3 años. Pone como primer ejemplo, el desarrollo de la capacidad para la toma de decisiones bajo presión.

“Se trata de un juego, dónde se debe elegir una jugada y analizar qué hará el rival ante nuestro movimiento. Sumale a eso la presión del reloj, donde hay cierto tiempo para todo el juego”, explica.

Agrega que “enseña a no ser impulsivo. Uno debe sentarse a pensar qué es mejor. Al ser un deporte individual, no existe a quien culpar nuestras derrotas. Somos responsables de los resultados, movimientos y consecuencias”.

“Gaby” menciona que el ajedrez también desarrolla la capacidad de cálculo y análisis. En el juego, uno debe pensar qué quiere hacer un adversario, cómo restringir su plan y hacer que el propio prospere.

Incluso, valora que es una excelente herramienta pedagógica para enseñar materias de la escuela, como matemáticas, historia y lengua castellana. Científicamente está probado que previene el Alzheimer en personas de tercera edad.

GABRIELA, EN JAQUE

NIÑERA

“Desde que falleció mamá, mi vida cambió drásticamente. Me levanto de lunes a viernes a las 5:45. Llego a casa de mis padres a las 6:20. Hasta las 13:00 soy niñera de mi sobrino Elliot, de 10 meses. Así, su papá (mi hermano) puede trabajar y la mamá estudiar. De 14:00 a 21:00 doy clases de ajedrez en distintos lugares. Si no estoy tan cansada, estudio ajedrez. Normalmente, hago ejercicios de táctica y juego partidas online”.

LECTURA Y SERIES

“Me gusta ver series, leer sobre tecnología e inteligencia artificial. Soy olimpista y siempre trato de ver los partidos. Sigo el tenis cuando juega Roger Federer. Últimamente, estoy leyendo un libro sobre cultura japonesa. Mi sueño es conocer Japón algún día”.

ACADEMIA

“Con mi marido tenemos una Academia, que se llama ‘Bobby Fischer’. Es en nombre al mejor jugador de la historia de Estados Unidos. Él es fanático de Fischer. Dice que gracias a Bobby Fischer se juega ajedrez. Tenemos clases para personas desde 3 años en distintas modalidades: individuales, grupales, presenciales y online. Abrimos de lunes a viernes de 14:00 a 20:00 y sábados de 09:00 a 18:00”.

CAMPEONES

“Tenemos jugadores destacados en categorías juveniles desde sub 8 hasta sub 20. Varios son campeones nacionales. La Academia cumplirá 3 años, pero ya tuvimos logros internacionales, como la Medalla de Oro en el Sudamericano Sub 16, ganada por el MF Alejandro Benítez Galeano”.

EN FACEBOOK

“Comencé a interactuar hace poco con un vídeo en vivo, que llamó mucho la atención. Tuvo buena aceptación y ahora me piden que haga más cosas. Estoy programando otro vídeo, donde hablaré del torneo que gané y que me lleva a la Copa del Mundo”.

FUENTE