JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

JUVENTUD Y EXPERIENCIA ABRAZAN LA CIMA

A la salida del Salón de los Embajadores del Hotel Habana Libre conversé con un Maestro Fide (MF) que participa en el Grupo Abierto del Memorial Capablanca. Era sábado en la noche y entre las cosas que me dijo están las que tienen que ver con las atracciones principales de este evento ajedrecístico, el apartado Elite y el estadounidense Samuel Shankland (2701), favorito para dominar el torneo. Un poco en broma expresó: «verás que la estrategia de Shankland es ganarle a los dos cubanos». Dos fechas atrás había sido el victimario del tunero Lázaro Bruzón (2664).

Antes de la jornada de ayer, única de descanso en la lid, el estadounidense le rompió el invicto con piezas blancas al matancero Yusnel Bacallao (2594), en 32 acciones de una Defensa Caro-Kann, para así mantenerse en consonancia con la premonición antes expresada, pues tras la primera vuelta, el nacido en la ciudad de Berkeley acumula par de triunfos ante los representantes de casa y un trío de empates, que le aseguran 3.5 unidades y la cima de una justa que lo vio terminar en 2017 en la tercera posición, con 5.5 tantos.

La punta del principal grupo del Capablanca no es ocupada nada más por la juventud de 26 años del estadounidense, quien, dicho sea de paso, va ganando 5.6 puntos a su coeficiente Elo. Sin hacer mucho escándalo, el trebejista más veterano del sexteto que compite, el ruso de 49 años Aleksey Dreev (2653), se ha mantenido desde el segundo día de acciones abrazado en el primer puesto con Shankland.

A diferencia del norteamericano, el europeo, que ha militado en cinco olimpiadas mundiales con su país y que debuta en el certamen antillano, ha resuelto sus victorias ante su coterráneo Aleksandr Rakhmanov (2635) y el español David Antón Guijarro (2646), mientras que archiva tres empates. Ese desempeño le va aportando casi diez rayitas a su coeficiente Elo.

Hasta el momento, el único atleta que aparece con 2,5 puntos es Rakhmanov —ubicado en el puesto 26 de su país—, gracias a un éxito contra el ibérico, un fracaso y tres armisticios. Con media unidad menos están los antillanos Bruzón y Bacallao, quienes no han podido vencer, han cedido una vez y sus acumulados responden a cuatro igualadas per cápita.

El español Antón, de 22 años, número 116 del mundo y cuarto de su nación, descansa en lo último de la tabla, tras llegar a La Habana por primera vez con muchas expectativas. No se equivocó cuando declaró a este diario lo complejo que resultaría obtener victorias, pues jugadas las primeras cinco rondas no ha podido hacer la cruz en la casilla más importante y posee 1,5 rayitas, repartidas en par de tropiezos y tres empates.

Hoy se reanudarán las actividades en el Elite, que se juega por el sistema round robin a doble vuelta y Bruzón chocará con Antón; Dreev se medirá a Bacallao y Shankland será oponente de Rakhmanov. Los primeros guiarán las piezas blancas.

FUENTE

Go to top