JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

YENNY MELISA RAMÍREZ: “EL AJEDREZ ES PARA DISFRUTAR”

En una sociedad en la que el machismo se sigue manifestando disfrazado de muchas formas, el deporte de inclusión suele ser un arma para salir adelante. El ajedrez tiene la característica que no hace distinción en el juego ni excluye a nadie, por eso es común ver a muchas mujeres inmersas en la disciplina. Aunque a Yenny Melisa Ramírez Alméciga le preocupa que sean las mujeres las que más se retiren de este deporte.

Para esta colombiana-tica las mujeres deben verse más atraídas por una disciplina que contribuye en la toma de decisiones en el diario vivir.

Nació en Bogotá el 31 de enero de 1997. Cuenta que hasta los 10 años vivió en La Calera, un pueblo a 30 minutos de Bogotá. Posteriormente viajó con su familia a Costa Rica y se asentaron en Santa Ana.

Su padre se llama Félix Ramírez Rocha y su madre Clara Alméciga Pedraza, cursa el último año de enfermería en la Universidad de Costa Rica. Hasta quinto grado estudió en el Colegio Paulo VI y terminó la primera en la Escuela República de Francia en nuestro país. La secundaria la cursó en el Liceo María Auxiliadora y fue grado de honor en bachiderato.

Ahora mismo es estudiante universitaria y entrenadora asistente de ajedrez en Santa Ana.

Esta atleta nos habló como parte de un programa especial que impulsa la Comisión de la Mujer; en tiempos en los que los femicidios van en aumento.

¿En qué año aprende a jugar ajedrez?

Aprendí a mover las piezas en el 2006. Antes del ajedrez en la escuela jugaba fut5 y voleibol, luego por un tiempo estuve entrenando tenis de mesa.

¿Quién le enseñó a jugar? ¿Qué recuerda de aquel momento?

Mi papá y mi tío Carlos fueron mis primeros maestros, nos enseñaron a jugar a mí y a mi hermano. Un día había una simultánea en el parque de La Calera y me inscribieron, tenía 9 años y fui la primera en perder, lo tomé normal porque lo hacía por gusto y diversión. Al poco tiempo había un torneo en un pueblo cercano llamado Sopó, allí nos llevaron era un torneo blitz, en ese torneo conocimos a Don Luis Muñís el que fue mi primer entrenador formal, en las tardes en su casa nos enseñaba a Cristian y a mí, luego fueron llegando más personas y luego teníamos un lugar para entrenar el club se llamó Caballo de Troya. Aún conservo el primer ajedrez que tuve y el primer libro que usé.

¿Cuál fue el primer torneo en el que participó?

El primer torneo oficial lo jugué en el 2006 en Zipaquirá. Era un torneo por categorías a nivel de Cundinamarca (mucha gente participando), recuerdo que premiaban hasta el lugar 15, y quedé de 8va, por lo que fue también mi primera medalla, aún la conservo y es la más grande que tengo.

¿Cuántos años lleva jugando de manera competitiva?

Desde ese primer torneo cuando gané medalla vi al ajedrez como deporte y competencia, solo en el lapso cuando nos vinimos a vivir a Costa Rica dejé el ajedrez por un tiempo.

¿Ha pensado en dejar de jugar ajedrez?

No he pensado dejarlo del todo, ya es muy difícil desligarme soy jugadora, entrenadora, y en la mayor parte de mi vida el ajedrez ha estado presente; pero si ha habido momentos en los que he tenido que revalorar las prioridades y el tiempo. En el 2015 por problemas de salud reconsideré las prioridades en ese momento, estaba en un momento difícil en la universidad y el entrenamiento era riguroso y estricto para la final nacional Femenina, las cargas de estrés, poco tiempo, mala alimentación, hicieron que después de ese torneo me enfocara en la carrera y que la salud iba a ser mi prioridad.

¿Ha tenido algún evento que haya afectado su carrera ajedrecística?

Considero que si ha habido eventos de estos se aprende, por lo que van a ayudar en algún momento.

¿Qué es lo que más le gusta del ajedrez?

Me gusta que no tiene edad, es común en un torneo open que un niño/a juegue contra un adulto, y se pueden encontrar en las mismas condiciones, un juego justo.

¿Algún modelo de ajedrecista que siga?

En este aspecto podría considerarme una mala ajedrecista, no tengo a alguien preferido.

¿Qué curiosidad del ajedrez le llama la atención?

A nivelnacional las mujeres somos menos y conforme aumenta la edad se nota más. Las mujeres se retiran más del ajedrez que los hombres.

¿Cuál considera es su mayor fortaleza?

Lo resumiríaen la fortaleza mental, con el ajedrez es un tema que tengo presente (desde hace un tiempo, no siempre fue así) y me ha permitido mejorar como jugadora, también me ha ayudado en otros aspectos de la vida y con mi carrera profesional.

¿En qué países ha competido?

Colombia, Costa Rica, El Salvador, Panamá, Nicaragua, Honduras y Cuba.

¿Cómo se ve en el ajedrez?

Como lo mencioné antes, el ajedrez ya es parte de mi vida, las personas, la rutina, como jugadora, como entrenadora, es parte de mi vida. En el futuro (lejano) me veo aún involucrada en el ajedrez.

¿Qué problema le impacta a nivel general?

Me afecta mucho (emocionalmente) lo relacionado al ambiente y el cuidado del planeta, a diario es un tema que tengo presente entonces también impacta la toma de decisiones y acciones cotidianas.

¿Qué mensaje les da a aquellas personas que nunca han jugado ajedrez?

El ajedrez es maravilloso, desarrolla la creatividad e imaginación, tiene muchos beneficios para las personas, los propios de un deporte (valores, dedicación, responsabilidad, etc.) y beneficios en otras áreas de la vida; visualización, toma de decisiones, proyección; el ajedrez es para disfrutar.

¿Principales logros?

Subzonal 2.3.c Costa Rica 2018: obtuve un quinto lugar, todo se decidía en la última ronda.

-Primer lugar en dos ocasiones en JUDUCA con el equipo de la UCR.

-Mejor equipo de segunda división (Femenino UCR), en torneo nacional por equipos 2018.

-He recibido por varios años de parte del comité de Santa Ana una mención como “Atleta destacada en JDN”.

-Podio en todas las participaciones de JDN en las que participé.

-Campeona Nacional sub 16. 2013.

-4to Lugar Centroamericano y del Caribe 2016.

-Medalla de Oro como primer tablero en modalidad rápida en juegos CODICADER.

Créditos:

-Entrevista realizada por Hazel Morera

-Edición: Rodrigo Murillo Arce

FUENTE

Go to top