JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

TANIA HERNÁNDEZ: “COSTA RICA HIZO QUE ME VOLVIERA A ENAMORAR DEL AJEDREZ”

Tania Hernández Álvarez revivió el amor y pasión que siente por el ajedrez cuando emigró a Costa Rica, donde el año pasado consiguió la nacionalidad tica y ahora compite por los colores patrios en torneos internacionales.

A sus 55 años dice que se siente más fuerte que nunca en el deporte y con ganas de seguir cosechando buenos resultados, como lo hizo recientemente al coronarse campeona nacional.

Su trayectoria en el deporte ciencia es amplia y aunque pasó por baches siempre tuvo claro que estar frente a un tablero es lo suyo. Así lo expuso en esta entrevista, en la que reveló detalles de su paso por el mundo del ajedrez; y confesó que como proyecto prioritario tiene participar nuevamente en una olimpiada de ajedrez, pero ahora representando a Costa Rica.

Tania integró la delegación nacional que recientemente participó en el Torneo Zonal Femenino 2.3 que se celebró en Cartagena, y ocupó la cuarta posición.

¿A qué edad empezó a jugare ajedrez?

Empecé a la edad de 12 años en Cuba.

¿Qué le llamó la atención?

Enseguida que vi un ajedrez con mi tío político me impactó que parecía un laberinto, porque me gusta todo lo que tenga que ver con pensar, con el misterio, que hay más allá, y me llamó mucho la atención, por lo tanto, al otro día ya estaba en una academia de ajedrez en Cuba, que había muchas y muy buenas. Lo hice al otro día después de aprender el juego, que se aprende normalmente muy fácil, en unas horas o un día.

¿Quién la impulsó a practicar esta disciplina?

Mi tío político, mi mamá, la familia me llevaron a practicar la disciplina y lo mío con el ajedrez fue amor a primera vista.

¿Qué recuerda de esa primera partida?

La verdad que no recuerdo, pero evidentemente tiene que haber sido a mi favor porque me quedé todo el tiempo en el ajedrez y era un vicio, una adicción que tenía. Crecí muy rápido en el ajedrez, estudiaba muchas horas diarias y ya le ganaba a las grandes. En ese primer año me fue muy bien.

¿Cuánto le dedica a este deporte?

Trato de dedicarle cuatro horas como mínimo, no siempre lo puedo hacer por el trabajo.

¿Cuántos sacrificios le ha llevado para preparse bien y convertirse en campeona nacional e ir escalando a nivel de FIDE?

Los sacrificios para prepararme y ser campeona de Costa Rica han sido inmensos, porque he tenido que cambiar toda mi mentalidad, para empezar, soy diabética, de ahí que tuve que cambiar alimentación, empezar a prepararme físicamente para aguantar tantas horas en el ajedrez. Tengo 55 años, lo que es una desventaja respecto a las demás chicas, pero pienso que todo está en la mente, lo que uno quiera, lo que uno desea. Si uno tiene la fuerza mental lo logra todo.

¿Qué proyecta en el ajedrez?

Lo que proyecto justo en este momento es mantenerme en el alto nivel, porque sinceramente no da solo con ser entrenadora de ajedrez, tuve que involucrarme después de haberme salido de ser jugadora, porque me ayuda a pagar mis gastos, y me volvió la pasión por jugar partidas, jugar torneos de ajedrez cuando vi que no podía pagar los impuestos solo con ser entrenadora de ajedrez. Y quiero inmensamente desde que me hice ciudadana tica, gracias a Dios el año pasado, asistir a la próxima olimpiada de ajedrez jugando por Costa Rica, quiero darle eso a este país, se lo merece por lo bien que me han tratado, es mi proyecto dorado y si Dios me lo permite traerme alguna medalla, voy a hacer todo lo posible por entrenarme para cumplir con este proyecto. No creo que en el mundo haya dos atletas que participen por dos países y tengan buenos resultados.

¿Cuál es la adrenalina que se vive al estar en una partida?

La adrenalina que se vive en las partidas de ajedrez es inmensa, tu corazón desde que uno se sienta late muy fuerte, ya sabe que vas a tener una batalla con alguien y que hay que meterse en su mente y tratar que no se te meta en la suya, por lo tanto, eso genera todo tipo de cosas. En mi caso me fascina, no sé con qué comparar lo que uno siente en esas 3, 4 o 5 horas de juego; y eso es lo que me sostiene y mantiene para seguir en el ajedrez, si pierdo ese amor, esas ganas, dejo este deporte, que ya me pasó en Cuba.

¿Cuánto desgasta una partida?

Desgasta mucho, sobre todo con mi edad, hay que alimentarse muy bien, pensar muy bien, tener mucha fuerza mental, es un desgaste inmenso. Y en la medida que la partida avanza mucho en mi caso tengo menor chance de ganarla por la cuestión de la edad, por lo tanto, estoy haciendo un trabajo extra.

¿Qué representa el ajedrez para Tania?

Es mi vida, ya me queda claro, que es un matrimonio indisoluble con el cuál no me voy a desligar nunca, estoy super enamorada, he tenido varias etapas, incluso de divorcio también, cuando llegué a Costa Rica estaba totalmente desalentada, pero Costa Rica me sanó, hizo que me volviera a enamorar del ajedrez y que rescatara ese matrimonio y eso vale oro, así que muchas gracias Costa Rica, que Dios los bendiga.

FUENTE

Go to top