JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

TORTURA CHINA PARA JU WENJUN

La rusa hace sufrir 85 lances a la campeona

SHANGHAI, China, 8 de enero._ Los chinos tendrán fama de maestros de la tortura, pero hoy fue su estrella Ju Wenjun, la campeona mundial de ajedrez, quien sufrió prolongado, auténtico tormento chino frente a su joven desafiante rusa, Aleksandra Goryachkina.

Pese al acoso al que fue sometida, la monarca, que llevó negras, hizo alarde de sangre fría y conocimientos teóricos en finales para salvar la partida, que devino en empate luego de maratónica batalla de 85 movimientos.

Aleksandra inició la tercera partida de la serie campeonil con su acostumbrado movimiento de peón dama, a lo que su rival recurrió a la defensa Semi-Tarrasch. En la apertura se mantuvo el equilibrio, pero en la jugada 33 las negras perdieron un peón y, aunque no era ventaja decisiva de la aspirante, esta aumentó la presión y comenzó a abrumar a la campeona.

Como el peón de más de la eslava era libre, sus partidarios se entusiasmaron, pues, como ella es una experta en finales, comenzaron a pensar que tomaría ventaja en la serie. Pero Ju Wenjun no es por casualidad bicampeona universal; es muy diestra en el arte de la defensa.

Para restar fuerza al ataque albo, la china intercambió primero una torre y más tarde, en la movida 41, la dama. Ni así se redujo la presión que ejerció la retadora, que por momentos se tornó agobiante.

Después que desapareció el peón libre que las blancas tenían en la columna dama, surgió otro en la de torre del flanco izquierdo. Hubo otro intercambio de peones y el que estaba libre llegó a la séptima línea, pero el rey albo quedó confinado en su primera fila, lo que evitó el colapso del bando negro.

En el lance 58, luego que las negras contraatacaron avanzando su peón torre rey quedando a dos casillas de la coronación, Goryachkina apeló a un lucido recurso táctico y entregó en sacrificio su torre con tal de desviar a la pieza pesada oscura y promover su peón. Ju Wenjun rechazó el regalo envenenado, dio un jaque y, cuando el soberano rival bloqueó la acción de su propia torre, avanzó el peón negro amenazando coronar con jaque.

Las blancas promovieron y obligaron a las negras a capturar la nueva dama, ante lo cual Aleksandra fue por el peón de ébano y lo capturó. Corría entonces la movida 63 y la rusa seguía con peón de ventaja, aunque ahora no tenía ninguno libre y el empate era más bien cuestión de técnica. Sin embargo, ni así dejó de sufrir la campeona la presión de las blancas. Tuvieron que transcurrir otros 22 movimientos para que la eslava aceptara la división del punto.

FUENTE

Go to top