JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

RADJABOV VENCE Y CONVENCE

Dos relampagueantes victorias frente a Ding Liren

KHANTY-MANSIYSK, Rusia, 4 de octubre._  Hasta los más escépticos, los que no apostaban muchos yenes por la victoria del azerí Teimour Radjabov, terminaron por convencerse de su calidad después de que hoy derrotó en forma clara al chino Ding Liren en dos relampagueantes partidas de “blitz” para alzar como campeón la Copa del Mundo de Ajedrez.

No cualquiera resiste 10 partidas sin quebrarse frente al poderoso Ding, el único de los 128 participantes que comenzaron el magno torneo con un rating de más de 2800.

Sin embargo, Teimour, cuya idolatría en Azerbaiyán se ha disparado, aguantó a pie firme la decena de confrontaciones con la muralla china con saldo de sólo un revés, el único durante un total de 28 choques en Khanty-Mansiysk.

A cambio, Radjabov le acomodó al chino tres felpas, igual las únicas que sufrió Ding durante la Copa. De las cuatro partidas a ritmo clásico en la final, el azerí ganó una, perdió otra y entabló las dos restantes. Las dos de desempate a 25 minutos por competidor fueron tablas, lo mismo que las dos de a 10 minutos.

Entonces llegaron los enfrentamientos de ajedrez relámpago, de a cinco minutos por jugador para toda la partida, y Radjabov impuso su ley. Primero llevó las negras y se alzó con el triunfo en 76 lances, en laborioso final de peones y piezas menores.

Un peón libre en la columna de la torre dama atrajo al rey blanco a un extremo del tablero y un corcel azabache aprovechó para causar estragos por el otro bando. Una magistral, precisa concreción de la ventaja material negra obligó a Ding Liren a abandonar cuando ya no podía evitar la coronación de un peón oscuro.

En el segundo blitz, que el chino estaba obligado a ganar con negras para forzar el Armagedón, casi una misión imposible, el azerí mantuvo la calma en una defensa Siciliana y rebatió cuanta ofensiva intentó su rival, que tuvo que arriesgar más de lo prudente.

En su atropellado ataque, el chino fue sorprendido en la jugada 41, cuando una torre clavó su dama alineada con el rey. Cinco movidas más tarde, un salto de caballo que capturó un peón demolió el cimiento de la posición negra. Ding abandonó y Radjabov se proclamó campeón de la Copa del Mundo.

En la batalla por el tercer puesto se impuso el favorito, el francés Maxime Vachier-Lagrave, en apenas dos choques, los de a 25 minutos, en los que primero venció con blancas en 66 movimientos y luego con negras en apenas 24.

FUENTE

Go to top