JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

MUJERES, CAMPEONAS Y EJEMPLO

Yohana Alfonzo y Claudia Amura comenzaron desde pequeñas a desempeñarse en boxeo y ajedrez, respectivamente. Hoy, a fuerza de dedicación, humildad y perseverancia, son las mejores del país en sus disciplinas y triunfan en ambientes donde históricamente se han destacado los hombres.

Sencillez, humildad, entrega y dedicación, son algunas de las tantas virtudes que comparten Yohana Alfonzo (24) y Claudia Amura (43), campeonas argentinas de boxeo y ajedrez, respectivamente. Con historias de vida difíciles, ambas supieron sobreponerse a los obstáculos que aparecieron en sus caminos y hoy no sólo son las mejores del país en sus disciplinas sino, también, un ejemplo para miles de niños que sueñan ser como ellas.

Sobre el ringside o debajo de él, frente a un tablero o en los pasillos de la vida, las deportistas supieron ganarse un lugar en el corazón de todos los sanluiseños. Las dos empezaron de pequeñas: Claudia con tan sólo 7 años y Yohana con 15. Desde abajo y con el apoyo de sus padres, dieron inicio a una carrera que las llevó a lo más alto del deporte argentino.

El 15 de abril, Yohana se consagró campeona argentina superpluma de boxeo, tras vencer a la salteña María Eugenia López, en el Palacio de los Deportes de Villa Mercedes, su ciudad natal. Mientras que, hace unos días, Claudia logró su quinto campeonato argentino de ajedrez, en la provincia de Buenos Aires. Además, la ajedrecista obtuvo un lugar en el equipo que representará al país en las Olimpíadas de Noruega 2014.

Mujeres que hacen historia

Con la similitud de consagrarse en deportes en los que históricamente se destacan los hombres, Yohana y Claudia cuentan cómo fueron esos primeros pasos. “Cuando entré al gimnasio por primera vez eran todos hombres. Me costó mucho que me acepten, porque hasta el entrenador marcaba la diferencia. Fue muy difícil, porque yo quería entrenar como una boxeadora más”, expresó la joven mercedina.

En los tableros tampoco fue fácil. Claudia se acercó al juego ciencia en el Club Jaque Mate, ubicado en Capital Federal, donde nació y fue criada. “El ambiente del ajedrez siempre fue de hombres, era muy difícil que las mujeres nos destacáramos. De a poco, fui participando en diferentes torneos mixtos, en los que era subestimada”, contó la jefa del programa Ajedrez de la ULP.

Hoy, la historia cambió, y ellas son partícipes de esta transformación. “En San Luis trato de hacer mucho por la mujer. En las sedes de nuestra Escuela de Talentos, todos los alumnos cuentan con el mismo apoyo”, explicó Claudia. Por su parte, Yohana agregó: “Me siento orgullosa de que en el gimnasio hoy haya varias mujeres que entrenen y compitan. Busco igualdad, creo que la mujer debe entrenar a la par del hombre”.

Una familia de campeonas

El rol de la familia es clave en el crecimiento de cualquier persona. El caso de las dos campeonas no fue la excepción: sus padres fueron quienes marcaron sus primeros pasos, tanto en la vida como en el deporte.

“Mi familia es el pilar fundamental. Somos muy humildes, pero permanentemente nos apoyamos en nuestros sueños. Sin su apoyo estoy segura de que no hubiese podido subirme a un ring para ganar el título de campeona argentina. Hoy, están orgullosos de mí”, indicó la boxeadora.

Para Claudia, su familia también fue un apoyo importante. En sus comienzos contó con el apoyo de sus padres y su hermana; hoy la acompañan su marido y sus cuatro hijos. “Para poder competir es fundamental que mi marido esté a mi lado. Él también es ajedrecista y compite poco para que yo pueda dedicarme al ajedrez. Además, me ayuda mucho con la crianza de nuestros hijos”, expresó la ajedrecista.

Fortalecerse a partir del dolor

Como resaltó Yohana durante la entrevista: “En la vida no todo es color de rosa”. Ambas deportistas obtuvieron títulos, reconocimientos, cariño y hasta un buen estatus de vida, pero también les tocó atravesar momentos que duelen ser recordados.

Con 28 años, la ajedrecista tuvo que vivir un difícil momento, cuando en un accidente sufrió la pérdida de sus padres. “Fue muy duro sobreponerme a semejante dolor. Pero con mis hijos siempre hablo de ellos; sabemos que están presente entre nosotros, acompañándonos en cada paso que damos”, expresó emocionada, Claudia Amura.

Yohana también debió sobreponerse al sufrimiento cuando, poco antes de consagrarse a nivel nacional, falleció su abuela. “Ella era todo para mí: mi madre, mi compañera, mi amiga y mi fan número uno. Siempre me alentó en mi carrera. Tuve la mala suerte de perderla este año, poco antes de mi pelea por el título argentino. Se llevó una parte de mí”, contó la campeona entre lágrimas.

Un ejemplo de generosidad

Para las deportistas, los logros y campeonatos obtenidos tienen una importancia aún mayor, en cuanto son un ejemplo de superación para niños y jóvenes de toda la provincia. “Con la Escuela de Talentos de la ULP llegamos a más de 45 mil niños, que actualmente aprenden el juego ciencia”, indicó Amura.

En este sentido, la campeona de ajedrez destacó: “Siempre busco que mis alumnos me vean como alguien que los quiere ayudar en su vida, trato de inculcarles valores. Muchos de ellos me ven como una mamá y eso me llena el corazón”.

De la misma forma, Yohana se muestra orgullosa por ser la primera referente del boxeo femenino en la provincia. “Me da mucha alegría que los chicos lleguen al gimnasio y se acerquen al deporte con ganas de entrenar conmigo, me llenan el alma. Por mi parte, intento hablar con ellos, ya que es muy importante saber qué les pasa para poder ayudarlos”, expresó.

El crecimiento del deporte puntano

Con voces más que autorizadas, Claudia y Yohana se refirieron al salto deportivo que la provincia pegó en estos últimos años y a la creación del Centro de Alto Rendimiento Deportivo que se llevará a cabo en la ciudad de La Punta.

“El avance de San Luis en este aspecto es destacable. El Gobierno realiza un gran aporte para que esto suceda. El Centro de Alto Rendimiento Deportivo será muy importante no sólo para los deportistas, sino para toda la sociedad, ya que es la mejor forma de alejar a los chicos de las drogas, los vicios y la falta de posibilidades”, aseguró Claudia Amura.

Finalmente, Yohana Alfonzo se tomó un tiempo para agradecer el apoyo recibido por el Gobernador Claudio Poggi. “Siempre tuve el apoyo de él para crecer como deportista. En San Luis debemos sentirnos orgullosos. Yo viajé mucho por el país y en ningún lado los boxeadores cuentan con la ayuda de nadie. Cuando compito, no me preocupo ni por el hotel, ni por la comida, ni por los pasajes; tengo todo para lograr mis objetivos. Es un gran privilegio”, concluyó la boxeadora de Villa Mercedes.

Infografía: http://www.ulp.edu.ar/comunicacion/imagenes/infoMUJERES.jpg
 

FUENTE
 

Go to top