LA FIDE PUSO EN JAQUE A BARRERA PRESIDENTE DE LA FADA

La Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) prometió hoy una visita al país en octubre para revisar las desprolijidades de la gestión Nicolás Barrera en la presidencia de la Federación Argentina de ese deporte (FADA).
La auditoría se acordó hoy durante el desarrollo del 83er.

Congreso Internacional de Ajedrez, celebrado en Estambul, como actividad paralela a la Olimpíada Mundial.

Durante la competencia, los diez argentinos que representaron al equipo nacional lucieron remeras con la leyenda: "Por un ajedrez sin Barrera" como pedido de intervención a la FIDE.

La fractura entre la dirigencia y los deportistas argentinos llegó al punto que la FADA le sacó los pasajes de regreso a los ajedrecistas fuera de término, dos días después del término de la Olimpíada, pero se negó a cubrir el alojamiento hasta abordar el vuelo.

Además, Barrera, que lleva doce años al frente de la federación, es acusado de jugadores, árbitros y organizadores de no cumplir con los viáticos necesarios antes del viaje a Turquía.

En el Congreso, el dirigente argentino se declaró como un "perseguido político" por las críticas recibidas, advirtió a las autoridades de la FIDE de tener una "visión distorsionada" y se arrogó el apoyo de las "autoridades deportivas y políticas del gobierno argentino".

Por ese motivo, el titular de la FIDE, Kirsan Ilyumzhinov, prometió una visita al país para tomar contacto con otros dirigentes y funcionarios.

En marzo de 2010, Barrera logró la cuarta renovación consecutiva de su mandato en un acto celebrado en la sede del Círculo de Suboficiales de la Gendarmería Nacional.

FUENTE